Ver nota completa

UNA HISTORIA PARA PENSAR

Gloria tiene 82 años, tiene cuatro hijos que tuvo que criar sola porque su marido murió cuando tenía 41 años a causa de un infarto. Ese día los médicos estaban de paro así que nadie lo atendió, fue demasiado tarde para prevenir.

Su esposo era mecánico, preparaba motos de carrera y fumaba dos etiquetas de cigarrillos por día. El taller donde trabajaba siempre olía a grasa y pucho. Él era alto, de ojos claros y una gran sonrisa de dientes amarillos manchados por el tabaco.

Gloria era costurera y también fumaba, ella un poco menos, una etiqueta por día. Al igual que él tenía los dientes manchados, con el tiempo se le fueron cariando y cayendo, hoy usa dentadura postiza, fue demasiado tarde para prevenir. Luego de la muerte de su marido, causada por la cantidad de cigarrillos que fumaba, decidió que no iba a fumar más. Agarró todas sus etiquetas de cigarrillos, las puso en una caja, las prendió fuego y dijo “a mí no me vas a matar”.

Cada invierno Gloria se coloca la vacuna antigripal debido a las fuertes bronquitis que la atacan como secuela de haber sido fumadora. Nunca se volvió a casar y la vida de su marido la obligó a nunca volver a fumar.

¿HA INTENTADO ESTO Y NO HA TENIDO EXITO?

No se desanime, sólo el 5% de los fumadores logran dejar solos esta adicción. Lo más importante ya lo logró: Tener las ganas y decisión de Dejar de Fumar.
Puede apoyarse en un tratamiento serio y efectivo para lograrlo definitivamente.
Le invitamos a conocer más sobre el Método Biomagna y su 90% de efectividad real, actualmente el método más efectivo. Conocer más

Volver al Blog